Ardanaz de Egüés

Vista de la parroquia de San Vicente

Ubicación y entorno

Situada en la provincia de Navarra (España), la localidad de Ardanaz se encuentra en la vertiente sur del valle de Egüés.

Dista de la capital Pamplona 8 km, y tiene una superficie de 5,68 km².

Se llega al pueblo a través de la carretera que sale de la Ronda Este y pasa por Sarriguren.

Ardanaz está construido al final de una larga pendiente no muy pronunciada y su altitud (629 m sobre el nivel del mar) permite que la vista alcance a divisar la mayor parte de la cuenca de Pamplona. Quizá sea esta una de sus mayores cualidades, junto con la belleza de su entorno, que se conserva en buen estado y por el que es frecuente encontrar paseantes que cruzan el pueblo.

La cresta del monte Malkaitz contrasta con un casco urbano que los vecinos han sabido mantener con cuidado y esmero.

Coordenadas GPS

42° 48’ 22,27” N
01° 33’ 24,41” O

629

m de altura (sndm)

5,68

km² de superficie

74

habitantes (2020)

13,03

hab./km² densidad

Patrón y fiestas

Las fiestas patronales de Ardanaz son en honor a San Vicente, y se celebran el 8 de septiembre.

Dependiendo de en qué día de la semana toque, se hacen el primer o el segundo fin de semana del mes.

Su duración se limita al fin de semana, siendo el chupinazo el viernes por la tarde y finalizando el domingo al anochecer.

También se celebran unas fiestas pequeñas en el mes de enero, coincidiendo con el sábado posterior al día 22 de enero, día de San Vicente mártir.

Iglesia de Ardanaz

La iglesia parroquial de Ardanaz es el edificio más notable del pueblo. Sus orígenes se remontan al siglo XIII y está bajo la advocación de San Vicente.

En su interior se pueden contemplar los retablos (mayor y lateral) que el ensamblador Domingo de Bidarte y su yerno, el escultor Domingo de Lussa, realizaron para la parroquia.

Esta iglesia ha sufrido sucesivas transformaciones que se hacen evidentes sobre todo en la cubierta de la nave central. En el año 1595 por ejemplo, el maestro Miguel de Altuna llevó a cabo importantes reformas. Fue en 1868 cuando volvieron a acometerse nuevas modificaciones que otorgaron a la parroquia finalmente el aspecto que tiene en la actualidad.

La parte exterior está dominada por una torre y la portadilla de estilo románico, mientras que en el interior destacan los cinco tramos de la nave de los cuales, el que protege al coro, pertenecía a la antigua cubierta medieval